• Home/
  • Castillo de Peralada

Castillo de Peralada

El Castillo de Peralada es un importante y complejo conjunto artístico construido en el siglo XIV por los vizcondes de Rocabertí, después que la primera fortaleza conocida como Castro Tolon y emplazada en la parte más alta del núcleo primitivo de la villa fuera destruida en el año 1285 durante la cruzada contra Catalunya, comandada por el rey de Francia Felipe el Atrevido. El Castillo fue la residencia principa de los Rocabertí hasta el siglo XIX, cuando se trasladaron a París.

Durante estos siglos, en el castillo se han realizado múltiples reformas y ampliaciones. La parte más antigua corresponde a las dos torres que flanquean la entrada, construidas durante la primera mitad del siglo XIV. Testimonio de la pujanza de la casa Rocabertí en el siglo XVI es la fachada occidental, de estilo renacentista. La última gran restauración se llevó a cabo el último tercio del siglo XIX, cuando los tres últimos hermanos de la familia condal volvieron a París; a esta reforma le debemos el aspecto actual del palacio, la construcción del parque, diseñado por el paisajista francés Duvilliers, y la incorporación del lago. El 1923, el Castillo fue adquirido por el empresario barcelonés Miquel Mateu i Pla, que instaló una extraordinaria biblioteca y convirtió el castillo en la sede de sus colecciones de arte, vidrio, cerámica, pintura y manuscritos. Su hija y su yerno, Carme Mateu i Artur Suqué, han enriquecido las colecciones y han hecho crecer el Castillo como lugar de cultura.

El conjunto actual está integrado por el castillo propiamente dicho, que desde 1979 aloja un Casino, los jardines, diseñados por el paisajista Duvilliers en el siglo XIX y escenario cada verano desde 1987 del Festival Internacional de Música Castell de Peralada, y el convento del Carmen, hoy en día Museo y Biblioteca visitables.

×